Historia

Asociación Casa Javier fue fundada en 1995 por Pablo Lammermeier, misionero católico laico, que llegó al Perú en 1988 para ser profesor de historia e inglés en un colegio parroquial de la Compañía de Jesús en Breña-Lima.

Pablo siempre estuvo convencido del potencial del voluntariado para transformar vidas, iniciando un programa de trabajo social con sus alumnos para los niños de COMAIN-LIMA, la “Casa de los Petisos”. Durante esas jornadas, él observó que estos niños salían de la institución a los 14 años, enfrentando la vida sin el soporte de una familia o un hogar estable. Él decidió hacer algo para cambiar esa situación y en 1992 invitó a un joven a su casa para ayudarle a desarrollar su educación en un ambiente seguro.

En 1995, con dos jóvenes ya viviendo en su casa, Pablo comenzó a recibir la ayuda de algunos amigos de Estados Unidos, principalmente sus exalumnos, quienes constituyeron la “Paul Lammermeier Foundation Inc” (PLF), sin fines de lucro, cuyo propósito es proveer fondos para el mantenimiento de los jóvenes. Y ese mismo año, con el apoyo de sus amigos del Perú, constituyó la “Asociación Casa Javier” (ACJ), con la misión de brindar atención a adolescentes y jóvenes.

Pablo Lammermeier
Pablo Lammermeier

Desde ese momento, PLF y ACJ han trabajado de forma articulada para fortalecer e incrementar esta atención, contando actualmente con tres casas en las que realiza dicha labor:

En 1997 abrió “Casa Javier”, la primera casa, que actualmente alberga a jóvenes que estudian en la universidad.

En 2005 abrió “Casa Ignacio”, en la que actualmente viven niños y adolescentes que cursan el colegio y/o están preparándose para la universidad.

Y, finalmente, en el 2012 abrió “Casa Teresa”, en la que actualmente viven niñas y adolescentes que cursan el colegio y/o están preparándose para la universidad.